Partes del Pollo: Elige la mejor según la ocasión o tipo de cocinado

La popularidad del pollo ha crecido a lo largo de los años, mientras que en las diferentes etapas de la historia ha sido tanto considerado como un manjar, como pasado desapercibido. Pero lo cierto es que en la actualidad el pollo es uno de los alimentos de origen animal más apreciado y valorado por diversas culturas, tradiciones culinarias y consumidores de todas las edades.

Es un alimento muy popular a nivel mundial, ya que además de nutritivo y sabroso es una carne que se puede preparar de diversas formas y combinándola con todo tipo de alimentos, desde pasta y arroz, hasta verduras o legumbres.

Desde Casa Matachín te explicamos en este post cuáles son las partes del pollo de manera detallada, ya que muchas veces no terminamos de conocer bien el alimento que estamos cocinando y esta carne es muy utilizada en la dieta semanal del hogar.

En este dibujo podrás diferenciar las diferentes partes del pollo, que marcan el despiece o la forma de trocear un pollo. Si compras un pollo entero lo podrás despiezar con facilidad atendiendo a sus diferentes partes, aunque también podrás comprar tus zonas preferidas de forma individual, como las alitas o los muslos.

despiece pollo

Según la anatomía y las partes del hueso del pollo podemos diferenciar:

  1. Pechuga de Pollo: puede ser deshuesada o sin deshuesar, con piel o sin piel. Su preparación es muy diversa, puede hacerse empanada, a la plancha, rellena, con bechamel…
  2. Alitas de pollo: con un tamaño reducido son un manjar para aperitivos y cenas y suelen ir acompañadas de salsas. No contienen mucha carne y son habituales en el menú infantil.
  3. Muslo de Pollo: deshuesado o sin deshuesar, pueden ser guisados, horneados o preparados con diversas salsas y verduras.
  4. Jamoncito de pollo: son la parte inferior de la pata por debajo de la articulación de la rodilla.
  5. Contramuslos del pollo: formados por la parte superior de la pata por encima de la articulación de la rodilla. Es la parte más cercana al cuerpo del pollo.
  6. Hígado de Pollo: ideal para cocinarlo guisado o a la plancha, se puede acompañar de verduras, arroz u otros alimentos. Junto con el cuello, el corazón y la molleja forman parte de los denominados menudos de pollo.
  7. Cuartos delanteros: incluye las pechugas y las alitas, lo que corresponde aproximadamente una cuarta parte del ave. La suprema de pollo es el cuarto delantero sin los huesos del tórax pero con la carne de su alrededor.
  8. Cuartos traseros: incluye los muslos y la espalda o espinazo, una de las partes más sabrosas del pollo cuando se hace en barbacoa.
  9. Carcasa de pollo: es el caparazón o esqueleto del pollo o de cualquier otra ave, tras su despiece. Se utiliza casi exclusivamente para elaborar sabrosos caldos de pollo.
  10. Una vez hemos separado todo el pollo quedan restos que podemos triturar y desmenuzar para usarlos en guisos, rellenos o ensaladas.

Como ves, el pollo es una carne que tiene diferentes partes y que se pueden cocinar de muy diversas maneras. Además, contiene proteínas de alto valor biológico, vitaminas del tipo B y minerales como el Zinc o el Magnesio.

Entre los beneficios de comer carne de pollo destaca también su alto aporte proteico y su bajo contenido en grasas, además de tratarse de una carne fácil de digerir.

Por lo tanto, con esta información es importante que tengas en cuenta esta carne para una dieta sana y equilibrada. La variedad de formas en que puedes prepararla hará que nunca nos te canses de ella y puedas ser original en su preparación para sorprender tanto en casa como a nuestros invitados.

Únicamente ofrece ventajas, ya que además de las vitaminas, minerales y proteínas nos aporta energía y salud.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *