marinados para pollo

5 marinados para pollo para sacarles todo el jugo a tus pechugas

¡Redescubre todas las posibilidades del pollo y de otras carnes con los marinados! Esta técnica culinaria que data de antiguo, nació como método de conservación principalmente de las piezas de caza mayor.

En la actualidad, esta tradición no solo se mantiene, sino que se reinventa. Y lo hace con una gran variedad de recetas de marinados tanto para el pollo como para otro tipo de  carnes. Ideales para  todos los gustos. Estas recetas están basadas en el marinado clásico, que se compone de diferentes líquidos y de elementos aromatizantes como las espcias,  que contribuyen a la conservación.

Esta técnica de conservación, también se ha extendido a pescados aunque en este post, como hemos comentado, nos centraremos en el pollo. El objetivo de los marinados propuestos hoy,  no son  tanto por la  conservación, si no para  aromatizar nuestras carnes y darles un toque mucho más jugoso y sabroso.

Pasos para marinar el pollo

Empecemos por el principio, ¿cómo se marina? Los pasos para marinar el pollo son prácticamente iguales en todas las recetas, donde solo cambian los ingredientes:

  1. Prepara los ingredientes de tu marinado: vinagre, zumo de limón, aceite de oliva o siropes están entre los más habituales.
  2. Escoge la parte del pollo para marinar: puedes decantarte por las pechugas, los muslos o las alitas, o incluso optar por un pollo entero o todo el pollo previamente troceado.
  3. Lava el pollo y sécalo bien, con pequeños toques de papel absorbente.
  4. Pon el pollo en un recipiente ajustado a su tamaño y cúbrelo con el marinado. Lo ideal es un cuenco de cristal, aunque también puedes utilizar uno de plástico o una bolsa para alimentos.
  5. El último paso es dejarlo macerar en el frigorífico. ¿Cuánto tiempo? De 2 a 4 horas, dependiendo de la intensidad deseada. Para conseguir todo el sabor, puedes dejarlo reposar durante toda la noche. Recuerda removerlo cada cierto tiempo si es en trocitos o bien darle la vuelta a mitad del tiempo de marinado cuando son piezas más grandes.
  6. Una vez marinado, tendrás que elegir cómo cocinar el pollo. Nuestras sugerencias incluyen recetas de marinados para pollo a la plancha, marinados para pollo asado, marinados para pollo frito y marinados para pollo al horno. Aunque algunos quedan especialmente ricos cocinados de una forma determinada, ¡una vez marinado puedes cocinarlo como quieras!

Tipos de marinados para pollo

1.      Despierta tus sentidos: pollo marinado al curry

Si eres amante de la cocina india, ¡atrévete a marinar tu pollo con curry! Es un marinado para pollo frito o a la plancha, que se realiza salpimentando el pollo, añadiendo unas 2 cucharadas de curry (dependiendo de la cantidad de pollo) y bañándolo con aceite de oliva. ¡Así de fácil! Si troceas el pollo es ideal para hacer unas brochetas.

2.      Un viaje a oriente: marinado con salsa de soja

La salsa de soja, tan apreciada en la cocina oriental, es la protagonista de nuestro siguiente marinado de pollo a la plancha o frito. Para realizarlo utilizaremos unas 3 cucharadas de salsa de soja, 2 de zumo de limón y 1 del polvo 5 especias chinas, mezcla de especias muy popular en el gigante asiático y que podrás encontrar en cualquier supermercado.

3.      Un toque picante: pollo marinado con mostaza

Si buscas un marinado de pollo para  horno o parrilla, te proponemos éste, con el toque picante de la mostaza. Puedes utilizar 3 cucharadas de mostaza de Dijon, 2 dientes de ajo y 3 cucharadas de zumo de limón.

4.      Para los amantes del ácido: marinado de limón

De nuevo, el limón vuelve a aparecer en nuestras recetas, esta vez, como ingrediente principal del marinado. Lo puedes realizar con 3 cucharadas de aceite de oliva y el jugo de medio limón, todo bien salpimentado. Media cebolla picadita y un par de dientes de ajo le darán un toque aromático y sabroso.

5.      El lado más dulce del pollo: marinado de miel

Y por último, un original marinado recomendable para pollo al horno. El toque dulce de la miel se consigue con tan solo 1 cucharada, que mezclaremos con 2 de aceite de oliva, 1 diente de ajo picado, sal y pimienta.

Esperamos que nuestras ideas para marinado de pollo te hayan gustado y que puedas poner en práctica estos platos que, seguro, ¡sorprenderán en la mesa!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *