Cómo preparar la hamburguesa perfecta para tu barbacoa

En estos meses de calor hay que aprovechar las buenas temperaturas para disfrutar del aire libre con amigos o familiares.

Se pueden aprovechar los fines de semana y los días de vacaciones para hacer planes que durante el año son más difíciles de realizar como preparar una barbacoa.

Esta actividad es la excusa perfecta para reunirse con los amigos, en un ambiente distendido mientras disfrutáis de una variada comida con la mejor selección de carne.

Si te animas a hacer una barbacoa no pueden faltar las hamburguesas, un alimento que suele gustar a todo el mundo tanto a los más pequeños de la casa como a los adultos.

De hecho es el plato estrella en este tipo de reuniones, por eso te vamos a contar como prepararlas y darle el toque que necesitan para que salga perfecta.

hamburguesa barbacoa

La calidad de la carne de pollo: la base para conseguir la hamburguesa perfecta

Cuanto mejor sea la calidad de la carne mejor será el resultado final de la hamburguesa.

Hay que comprar carne de pollo de excelente calidad que sea una fuente de fibra y proteínas como nuestra hamburguesa 100% de Pollo.

Lo recomendable es que tenga un alto porcentaje en proteína, y lo mínimo posible en grasa ya que las carnes magras pueden quedar secas.

Comer una hamburguesa de este calibre es una auténtica una delicia. Su textura, sabor y la facilidad con la que se deshace en la boca es una toda una experiencia gastronómica para el paladar.

En otras palabras, si quieres que la barbacoa sea todo un éxito no puede faltar carne de calidad.

Coger el punto perfecto del fuego

No sirve de nada tener una carne extraordinaria si luego no se consigue darle el punto exacto.

El jugo que se desprende mientras se hace la carne en la barbacoa hace que el sabor de la hamburguesa se potencie.

Comer una hamburguesa con una carne sabrosa, jugosa y brillo depende del fuego.

Hay inconvenientes, y es que a todo el mundo no le gustan los mismos puntos de cocción, a unos les gusta más hecha a otros muy poco hecha.

Los tiempos de cocción van a dependen del grosor de la carne, por eso se puede usar un termómetro específico para medir la temperatura de la carne.

Para aquellos que les guste la carne muy poco hecha, cuando esta llegue a los 55 grados tiene que ser sacada.

Si eres de los que la prefiere en su punto, ni mucho ni poco hecha, la tendrás que sacar cuando alcance los 63 grados.

Por el contrario, si la prefieres muy hecha cuando llegue el termómetro a los 77 grados estará preparada para ser servida.

¿Con qué acompañar a la hamburguesa?

La carne es la base, sin embargo las guarniciones que se le pongan así como el pan son las piezas que faltan para que sea una hamburguesa de 10.

Los condimentos pueden dar mucho juego ya que se pueden añadir muchos ingredientes, desde lechuga hasta cebolla caramelizada.

El pan también juega un papel muy importante.

Existen muchas clases de pan para comer hamburguesas como el de sésamo, mollete blanco, sin gluten, de cristal…

Debe tener esponjosidad y consistencia suficiente para evitar que se desparrame toda la estructura de la hamburguesa.

Siguiendo estas recomendaciones estamos seguros que conseguirás hacer la hamburguesa perfecta para tu barbacoa de verano.

¡Esperamos que te haya servido de gran ayuda!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *