razones comer sano

3 grandes razones por las que comer sano

Alimentarse de forma adecuada no sólo tiene que ver con sentirnos bien físicamente y estar más delgado, sino que va mucho más allá de la estética.

Se trata de llevar una alimentación sana y equilibrada para proporcionar al organismo los nutrientes que necesita para que funcione bien y tengamos la energía suficiente.

Los médicos y expertos en nutrición aconsejan tener unos hábitos saludables, haciendo ejercicio y llevando una buena alimentación evitando comer comida poco saludable.

Estos profesionales saben cuáles son los beneficios de comer sano, y también las consecuencias negativas de no hacerlo.

Por eso, en las siguientes líneas vamos a contarte los motivos por los que debes comer sano:

Una buena alimentación: la base para tener más energía

Para que un coche funcione bien necesita un combustible de calidad, lo mismo pasa con el cerebro que necesita buenos nutrientes para que tenga energía suficiente y pueda funcionar al máximo rendimiento.

Una alimentación sana y equilibrada nos aportan todos los macronutrientes que necesitamos, pero en el caso de que no fuera así nuestro cerebro no tendría tanta energía, siendo menos productivos y rindiendo menos.

¿Alguna vez te ha pasado que no te has encontrado con las suficientes fuerzas en tu día a día? Si quieres evitar este tipo de situación hay que llevar una dieta saludable y hacer ejercicio.

Mejorar la fuerza muscular e incrementar la resistencia física hace que tengamos más energía porque ayuda a suministrar el oxígeno y nutrientes a los tejidos de todo nuestro cuerpo, haciendo que el sistema cardiovascular funcione mejor.

Otra de las ventajas de llevar una buena alimentación y hacer deporte es que nos ayuda a regular el sueño, descansaremos más y nos sentiremos mejor tanto a nivel físico como mental.

 

¡Comer bien para prevenir enfermedades!

Si en nuestro día a día tomamos alimentos pocos saludables va a causarnos daños a medio y largo plazo. Comer a menudo azúcares o grasas saturadas hace que tengamos más probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes o algún tipo de cáncer.

Una buena alimentación es el primer paso para prevenir esas enfermedades, esto combinado con hacer ejercicio de forma regular es la mejor forma de ganar en salud.

Mejora nuestro estado de ánimo

Todo lo que comemos tiene un impacto en nuestro cuerpo y cerebro, también en aquellas zonas que regulan el estado de ánimo.

De hecho, una dieta sana ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo reduciendo las probabilidades de sufrir enfermedades como la depresión o ansiedad.

Cuando nuestro cuerpo está en un estado de estrés produce una hormona llamada cortisol que es la encargada de controlar el estrés.

Niveles muy altos de cortisol pueden perjudican seriamente nuestra salud y el estado anímico.  Comer sano ayuda a moderar esos niveles de cortisol, pero en especial hay ciertos alimentos que lo reducen como son los omega 3 o el magnesio.

Además hay que llevar una dieta con alimentos que aporten proteínas, que ayuden a reponer las reservas de los lípidos y mantenga bajos los niveles de cortisol. Nuestras hamburguesas de pavo y zanahoria es un alimento que tiene un alto contenido en proteínas.

Estas son las principales razones por las que llevar una buena alimentación en nuestro día a día. ¡Es tiempo de cuidarse!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *