pechuga pollo salsa mostaza

Receta de pechuga de pollo rebozada con salsa de mostaza

La pechuga de pollo rebozada es un plato crujiente y lleno de sabor al que pocas veces podemos resistirnos. En esta ocasión proponemos añadir a este clásico producto una salsa de mostaza, que se complementa muy bien con las carnes y que es perfecta para los rebozados.

A pesar de que los productos rebozados son un plato que suele triunfar entre pequeños y mayores, es necesario disponer de un poco de tiempo para elaborarlos.  Si quieres hacer esta receta en un abrir y cerrar de ojos y olvidarte de las complicaciones que puede suponer el rebozado, te recomendamos la opción de la pechuga de pollo empanada Casa Matachín para llegar y freír. ¡Así nada puede salir mal!

También te ofrecemos la alternativa de rebozar tú mismo las pechugas, en este caso con huevo y pan rallado o bien con harina, huevo y pan rallado ¡En cada hogar se preparan de una forma diferente!

Del mismo modo, depende del gusto de cada comensal, el tiempo que dejemos freír las pechugas para que queden más o menos doradas.

Como toque especial a estos crujientes filetes, os proponemos la salsa de mostaza, para la que mezclaremos dos sabores.

Por un lado, la reputada mostaza de Dijon, proveniente de la ciudad francesa que le da nombre y que destaca por sus semillas de mostaza negra y gris y el fuerte sabor que le confiere su vinagre. Esta receta nos permitirá probar también la mostaza a la antigua, que se elabora a partir de semillas de mostaza enteras.

Fusionadas en una sola salsa, estas dos variedades darán un ligero toque picante al pollo rebozado Ahora, ¿quieres conocer como preparar esta receta?

Receta de pechugas de pollo rebozadas con salsa de mostaza

Dificultad: Media.
Tiempo estimado: 30 minutos (con pechugas ya rebozadas, 10 minutos)
Número de personas: 2- 3 personas.

Ingredientes de las pechugas de pollo rebozadas con salsa de mostaza

Para las pechugas:

  • 6 filetes de pechugas de pollo.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Para la salsa:

  • 2 cucharadas de mostaza de Dijon.
  • 2 cucharadas de mostaza a la antigua.
  • 200 mililitros de nata líquida.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación de las pechuga de pollo rebozadas con salsa de mostaza

  1. Sazona los filetes de pechuga.
  2. Bate los huevos en un plato hondo y dispón abundante pan rallado en otro plato.
  3. Pasa las pechugas primero por el huevo y a continuación por el pan rallado.
  4. Fríe las pechugas en una sartén con abundante aceite y a fuego medio.
  5. Conforme las pechugas vayan estando listas las vas colocando en una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite.
  6. Para la preparación de la salsa calienta a fuego lento la nata líquida con los dos tipos de mostaza, la de Dijon y la antigua.
  7. Después de unos minutos de cocinado, salpimienta al gusto la salsa.
  8. Así, ya tendrás por un lado nuestras pechugas de pollo rebozadas y por otro la salsa de mostaza, que puedes disponer en un recipiente aparte o sobre los filetes.

No olvides acompañar este delicioso plato de unas patatas fritas, ensalada o de tu guarnición favorita y ¡a disfrutar!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *