6 recomendaciones para comer en el trabajo

Son muchas las horas que tenemos que pasar fuera de casa a lo largo del día, generalmente por motivos de trabajo, esto nos impide irnos a casa a comer por falta de tiempo.

Existe la creencia de que comer fuera de casa es sinónimo de comer mal, de comida rápida, de muchos refritos…, sin embargo esta suposición es totalmente falsa.

A continuación te vamos a demostrar cómo se puede comer bien fuera de casa.

6 recomendaciones para comer fuera de casa

Para evitar una mala alimentación te recomendamos incorporar en tu rutina diaria los siguientes sencillos pero efectivos consejos.

Quién busca encuentra

No hay más que encontrar el sitio correcto.

Si tienes que ir a comer a un restaurante realiza una búsqueda con antelación. Los restaurantes en los que su menú tenga buena base en carnes (calidad de proteínas) y pescados son los ideales, también si son vegetarianos o japoneses (pescado y carne cruda baja en grasa).

Un gran número de restaurantes están incorporando en su página web su menú. Esto te facilitará la búsqueda de información. A golpe de clic podrás encontrar aquel restaurante que mejor se adapte a tus necesidades y gustos.

Siempre lleva un tentempié

Tu jornada laboral se puede hacer larga, e incluso a veces se extiende más de lo que pensamos. Las horas que transcurren entre unas comidas y otras a veces son excesivas.

Por este motivo, es muy bueno llevar una pieza de fruta, un yogurt o un snack saludable para comer entre horas, de esta manera estaremos más saciados y comeremos con menos ansiedad en las comidas principales

Además evitaremos comer rápido, uno de los principales factores que nos hacen comer más y alimentos de peor calidad.

comer en el trabajo

¡Comparte!

Dentro del menú, los entrantes suelen ser suculentos.

Esto hace que nos llenemos mucho y rápidamente, incluso antes de que lleguen los platos principales, que son los que suelen llevar el aporte proteico que necesita nuestro cuerpo.

También esto se puede extrapolar al postre, si lo compartes con otra persona, te quitarás el gusanillo de probar una deliciosa tarta o pastel, evitando ingerir una gran cantidad de calorías y grasas saturadas.

Cuidado con la bebida

Mucha gente no sabe la gran cantidad de calorías que puedes llegar a tomar con los refrescos o bebidas alcohólicas.

Está claro que la opción más saludable es beber agua, pero si no te quieres privar tanto puedes optar por bebidas como la cerveza sin alcohol. 

Cocinar en casa

La planificación es la base del éxito, si no tienes tiempo en hacerte todos los días de la comida, puedes empezar por hacer un calendario semanal con las comidas que te vas a llevar al trabajo.

Los días que libres, cocina para el resto de la semana, congelar la comida es un recurso para que no se estropee con el paso de los días.

Con este sistema tan simple, te evitarás ir a un restaurante o preparar comidas poco sanas y rápidas.

Tupper la mejor opción

Si en tu trabajo tienes la oportunidad de dejar la comida en una nevara hasta la hora de comer, el Tupper es la mejor vía para comer fuera de casa.

Puedes llevarte nuestras ricas hamburguesas de pollo y cebolla, un rico sandwich con pollo en lata o un buen plato de pasta, que te de energía para aguantar el resto de la jornada.

¿Sabes de alguna recomendación para comer fuera de casa?

Queremos que compartas con nosotros algún consejo que no se haya mencionado en este artículo, estaremos atentos a tus comentarios y lo incluiremos 😉

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *