recetas sopa

5 propuestas para consumir sopa de pollo en invierno

La llegada del invierno trae a nuestro imaginario ciertos olores: el de la leña de la chimenea, el de las castañas asadas y, como no, ciertos olores vinculados a la gastronomía de esta estación como el del típico caldo de pollo. Nutritivo, reconfortante y deliciosos. Un plato ideal para niños y adultos.

Para mayor deleite de nuestros paladares, este caldo tiene la ventaja de que se puede cocinar y preparar de muchas maneras, ¡existen muchísimas formas de consumir una sopa de pollo! En este post te contamos hasta 5 tipos diferentes de sopas con el característico sabor de pollo y otros ingredientes variados. Empezamos conociendo los pasos básicos para elaborar esta rica sopa.

¿Cómo hacer sopa de pollo?

Para poder realizar esta receta, solo necesitamos unos cuantos ingredientes de lo más socorridos, además de un poco de paciencia si la hacemos en una olla convencional (1 hora y media o 2 horas). En menos de media hora la tendrás lista en una olla exprés y en tan solo 40 minutos aproximadamente si haces la sopa de pollo en Thermomix. Estos son los tres sencillos pasos a seguir para hacer el caldo de pollo que utilizaremos para la mayoría de recetas de sopas que proponemos:

  1. Pon en una olla el esqueleto o los trozos de pollo y los vegetales que vayas a utilizar. Cubre con agua fría y déjalo cocer el tiempo fijado dependiendo del recipiente. Además del esqueleto del pollo o la gallina, puedes utilizar otras partes del pollo, como los muslos, lo que te permitirá conseguir un caldo más espeso gracias a la gelatina (colágeno).
  2. Cuela el caldo y déjalo enfriar.
  3. Cuando esté frío, retira la grasa que ha quedado en la superficie.

Y si quieres hacer unas sopas todavía más rápidas y con una base siempre en su punto, te proponemos el caldo de pollo de Casa Matachín, preparado con carne de ave y jamón serrano, listo para tomar o cocinar. ¡Y para utilizar en cualquiera de estas sopas!

Tipos de sopas de pollo invernales

1.      Sopa de verduras y pollo

¿Cómo hacer una sopa de verduras y pollo utilizando todos los ingredientes de la cocción? Para esta receta te proponemos vegetales como el puerro, la calabaza, la cebolla o la zanahoria, que cortaremos en dos mitades y meteremos en la cazuela junto al pollo (puede ser el esqueleto o bien unos muslos, para aprovechar luego la carne). Déjalo cocer y posteriormente retira el pollo y los vegetales. Tritura las verduras y añade la mezcla a la sopa, junto con el pollo troceado si has escogido los carnosos muslos del pollo para el caldo.

2.      Caldo de pollo y jamón

Si añadimos al rico sabor del pollo o la gallina la intensidad del jamón, el resultado es una sopa de lo más nutritiva y una de las preferidas por los niños. Para su elaboración tendrás que utilizar uno o dos huesos de jamón, además del pollo y las verduras que quieras añadir. Del mismo modo, deja hervir y cuando esté listo y hayas retirado la grasa, añade el jamón, el pollo a trocitos y los vegetales triturados en la batidora (de forma opcional).

3.      Consomé de pollo

Ideal como entrante y uno de los tradicionales en la mesa de Navidad, el consomé de pollo es fruto de la cocción larga del pollo y sus proteínas. Podrás elaborar el consomé de pollo como la sopa de verduras, aunque por lo general los vegetales no se suelen añadir luego. Por el contrario, es muy común mezclarla con picadillo de pollo y los trozos de pan tostado para dar más consistencia al plato.

4.      Sopa de pollo con fideos

Podemos crear una sopa nutritiva y divertida para los niños añadiendo fideos, sémola e incluso pasta para sopa de letras. Para ello, solo tendremos que utilizar como base cualquiera de los caldos que hemos explicado previamente.

5.      Sopa de pollo con arroz

La sopa de arroz con pollo es otra de las formas de aprovechar todos los ingredientes utilizados en la cocción. Después de hervirlos, se retiran para cocer el arroz y, una vez cocinado, se vuelven a añadir triturados, creando una rica sopa o un arroz caldoso, dependiendo de la densidad de ingredientes.

Y hasta aquí nuestras 5 ideas de sopas de pollo para entrar en calor y enriquecer tu dieta equilibrada. ¡Escoge tu preferida o quédate con todas para el largo invierno!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *