pechuga pollo salsa mostaza

Receta de pechuga de pollo rebozada con salsa de mostaza

La pechuga de pollo rebozada es un plato crujiente y lleno de sabor al que pocas veces podemos resistirnos. En esta ocasión proponemos añadir a este clásico producto una salsa de mostaza, que se complementa muy bien con las carnes y que es perfecta para los rebozados.

A pesar de que los productos rebozados son un plato que suele triunfar entre pequeños y mayores, es necesario disponer de un poco de tiempo para elaborarlos.  Si quieres hacer esta receta en un abrir y cerrar de ojos y olvidarte de las complicaciones que puede suponer el rebozado, te recomendamos la opción de la pechuga de pollo empanada Casa Matachín para llegar y freír. ¡Así nada puede salir mal!

También te ofrecemos la alternativa de rebozar tú mismo las pechugas, en este caso con huevo y pan rallado o bien con harina, huevo y pan rallado ¡En cada hogar se preparan de una forma diferente!

Del mismo modo, depende del gusto de cada comensal, el tiempo que dejemos freír las pechugas para que queden más o menos doradas.

Como toque especial a estos crujientes filetes, os proponemos la salsa de mostaza, para la que mezclaremos dos sabores.

Por un lado, la reputada mostaza de Dijon, proveniente de la ciudad francesa que le da nombre y que destaca por sus semillas de mostaza negra y gris y el fuerte sabor que le confiere su vinagre. Esta receta nos permitirá probar también la mostaza a la antigua, que se elabora a partir de semillas de mostaza enteras.

Fusionadas en una sola salsa, estas dos variedades darán un ligero toque picante al pollo rebozado Ahora, ¿quieres conocer como preparar esta receta?

Receta de pechugas de pollo rebozadas con salsa de mostaza

Dificultad: Media.
Tiempo estimado: 30 minutos (con pechugas ya rebozadas, 10 minutos)
Número de personas: 2- 3 personas.

Ingredientes de las pechugas de pollo rebozadas con salsa de mostaza

Para las pechugas:

  • 6 filetes de pechugas de pollo.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Para la salsa:

  • 2 cucharadas de mostaza de Dijon.
  • 2 cucharadas de mostaza a la antigua.
  • 200 mililitros de nata líquida.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación de las pechuga de pollo rebozadas con salsa de mostaza

  1. Sazona los filetes de pechuga.
  2. Bate los huevos en un plato hondo y dispón abundante pan rallado en otro plato.
  3. Pasa las pechugas primero por el huevo y a continuación por el pan rallado.
  4. Fríe las pechugas en una sartén con abundante aceite y a fuego medio.
  5. Conforme las pechugas vayan estando listas las vas colocando en una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite.
  6. Para la preparación de la salsa calienta a fuego lento la nata líquida con los dos tipos de mostaza, la de Dijon y la antigua.
  7. Después de unos minutos de cocinado, salpimienta al gusto la salsa.
  8. Así, ya tendrás por un lado nuestras pechugas de pollo rebozadas y por otro la salsa de mostaza, que puedes disponer en un recipiente aparte o sobre los filetes.

No olvides acompañar este delicioso plato de unas patatas fritas, ensalada o de tu guarnición favorita y ¡a disfrutar!

receta salchichas

Receta de salchichas al vino blanco

Las comemos con salsa de tomate, fritas y acompañadas de mostaza. Salchichas en bocadillo, en el plato, con guarnición o al estilo alemán con un poco de ‘chucrut’. Pero, ¿habías imaginado unas salchichas al vino blanco?

Hoy te proponemos esta sencilla receta para que puedas hacerlas en casa. ¡Son tan originales como deliciosas!

El vino banco es utilizado  para elaborar numerosas recetas como unos mejillones hervidos, los pescados al horno o bien recetas de carne con salsa como la receta que te proponemos hoy con  la deliciosa salchicha de cerdo Casa Matachín.

Y si te ha gustado la receta y quieres repetirla, te quedará igual de rica con otro tipo de carnes como la salchicha fresca  de pollo y pavo. Escojas el tipo de salchicha que escojas, obtendrás un plato rico en proteínas y lleno de sabores y agradables olores.

El sabor del vino se impregnará en el guiso, aportará una textura más tierna a la carne de las salchichas y gracias a su acidez ayudará a que no se pierdan los jugos durante la cocción. Puedes cocinar con algo de vino que te haya sobrado o con el vino que habitualmente utilices para cocinar.

Para el acompañamiento de este plato te recomendamos la patata, un alimento que te aportará hidratos de carbono. Para esta receta te sugerimos las patatas al horno preparadas con hierbas provenzales, aceite de oliva y sal.

Otra apuesta segura para acompañar las salchichas es la ensalada de escarola con granada y vinagreta, que le aportará un  toque de lo más refrescante y ligero. Y si te gusta el pan, no olvides incluirlo en la mesa para poder aprovechar la salsa al máximo. Puedes escoger un pan especial como el pan con semillas o el pan gallego, de corteza crujiente y dura pero de miga tierna.

Ahora sí, es turno de cocinar este delicioso plato.

Receta de las salchichas al vino

Dificultad: Media.
Tiempo estimado: 40 minutos.
Número de personas: 2-3 personas.

Ingredientes de las salchichas al vino

  • 10 salchichas frescas.
  • 1 cebolla.
  • 1 hojita de laurel.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 copa de vino blanco.
  • 250 mililitros de caldo de pollo.
  • 1 cucharadita de harina.
  • Aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.

Preparación de las salchichas al vino

  1. Cortamos la  a juliana, es decir, a tiras alargadas y muy finas.
  2. A continuación, pochamos la cebolla a juliana con el aceite de oliva y a fuego medio junto con los dos ajos cortados por la mitad y con la piel.
  3. Antes de que termine de pochar la cebolla y el ajo, agregamos las salchichas para dorarlas.
  4. Una vez doradas las salchichas y la cebolla pochada, añadimos una cucharada de harina y removemos para espesar.
  5. Entonces añadimos una copa de vino blanco, el caldo de pollo y la hoja de laurel.
  6. Cocinamos durante 15-20 minutos a fuego lento.

¡Y listo! Esperamos que te haya gustado la idea de mezclar el toque de acidez del vino con las salchichas de cerdo, de pollo o de pavo. Una receta bastante fácil en la que la mayor complicación que encontrarás será dejar de probarla.

recetas fajitas pollo

Receta de fajitas de pollo

En esta receta vamos un explorar un plato típico de la cocina mexicana, adaptado para que se pueda preparar con ingredientes que seguro que vas a encontrar en tu nevera. Se trata de nada más y nada menos que las populares fajitas de pollo, que os proponemos elaborar con un sabroso y práctico producto: la pechuga de pollo al natural en lata de Casa Matachín.

De esta forma, las fajitas se convierten en un plato delicioso a la par que ligero y, además, muy fácil de preparar. Este plato destaca porque sus ingredientes son muy fáciles de conseguir, de hecho, se encuentran habitualmente en nuestro hogares, es el caso del tomate, la lechuga y la cebolla. Las fajitas de maíz las puedes conseguir fácilmente en cualquier supermercado y en tiendas de alimentación, e incluso elaborarlas tú mismo.

Pero lo más original de este plato es la forma de cocinarlo, a base de la rica conserva de pechuga de pollo al natural de Casa Matachín . Descubre lo bien que le van dos clásicos, el limón y la cerveza, a la carne de pollo.

Y para darle un toque de exotismo os recomendamos una pizca de comino en la salsa de tomate natural y, si te atreves a indagar en el sabor verdaderamente mexicano, unas gotitas de tabasco.

Receta de fajitas de pollo

Dificultad: Media
Tiempo estimado: 20 minutos
Número de personas: 2

Ingredientes de las fajitas de pollo

  • 4 latas de pechuga de pollo al natural Casa Matachín.
  • 4 tortitas de maíz estilo fajitas.
  • 3 tomates.
  • 1 cebolla.
  • Lechuga.
  • 1 lata de cerveza.
  • 100 gramos de dados de queso.
  • Jugo de un limón.
  • Ajo.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta, sal y comino.

Preparación de las fajitas de pollo

  1. En primer lugar desmigaja bien la pechuga de pollo natural Casa Matachín y añádele aceite de oliva, sal y pimienta.
  2. Corta la cebolla en rodajas muy finas y rocíalas con aceite de oliva, añadiendo al resultado sal y pimienta. Corta igualmente en pequeños trocitos los tres tomates.
  3. En una sartén a fuego medio fríe la cebolla con un diente de ajo cortado en dos en primer lugar. Cuando la cebolla comience a adoptar un color más transparente echa los trozos de tomate y mézclalo. Añade al final una pizca de comino y retira esta salsa de tomate, cubriéndola con papel de aluminio para que conserve el calor.
  4. En otra sartén, cocina a fuego fuerte el pollo hasta que esté un poco dorado (5 minutos aproximadamente). Añade un vasito de cerveza y el zumo de un limón y, como toque final para que mantenga su frescor, la lechuga cortada muy fina.
  5. Calienta las tortitas de maíz en esa misma sartén en la que has cocinado el pollo y mantenlas calientes.
  6. El último paso consiste en montar el plato. Une la salsa de tomate con el pollo cocinado y utiliza la mezcla para rellenar las cuatro tortitas de maíz. En esta combinación puedes incluir los dados de queso o disponerlos aparte para que los comensales se sirvan a su gusto. Sirve estas deliciosas fajitas de pollo bien calientes y… ¡a disfrutar!

¿Te animas a cocinarlas?

pollo asado

Mejores salsas para acompañar el pollo asado

El pollo asado es una rica elección para tu mesa tanto en el día a día como en ocasiones más especiales. Rico en proteínas y fuente de fósforo y potasio, la carne de pollo es además una apuesta segura para agradar a todo tipo de invitados, incluidos los más pequeños.

En este post os traemos cinco ricas recomendaciones de salsas deliciosas para acompañar el pollo asado al horno en su jugo con finas hierbas de Casa Matachín. Comenzaremos por las clásicas salsa de almendras y tomate, para acabar con la combinación de la mostaza y la miel, el contraste de la manzana y la sofisticación de la salsa boletus.

Salsa de almendras

La salsa de almendras es estupenda para acompañar la carne de pollo, además de ser un sabor de los de “toda la vida”, que suele agradar a todos los paladares.

La elaboración de este acompañamiento es muy sencilla: dora unos 75 gramos de almendras crudas a fuego suave para que no se quemen e introdúcelas en la batidora junto a una cebolla troceada, uno poco de pan y sal. Tritura estos ingredientes y cuando la salsa vaya adquiriendo la densidad deseada es que ya está lista para servir junto a tu pollo al horno.

Salsa de tomate

La más fácil de las salsas y perfecta para mojar pan: la salsa de tomate. En esta ocasión te proponemos que le añadas un poco de pimiento rojo y de cebolla.

Para prepararla debes empezar por sofreír la cebolla y, cuando vaya adquiriendo el color transparente, el pimiento rojo cortado a tiras con una pizca de sal. Una vez que estos alimentos estén pochados es el momento de añadir una lata de tomate casero, natural troceado o triturado, ¡tú eliges! Tras mezclarlo muy bien, deja que se cocine a fuego lento durante una hora aproximadamente y la salsa estará lista.

Salsa de mostaza y miel

La salsa de mostaza y miel tiene la ventaja de que además de estar riquísima se hace directamente en el horno con el pollo.

Para su preparación hay que disponer en un cuenco unos 80 mililitros de mostaza de Dijon y la misma cantidad de miel junto con un poco de aceite. Una vez mezclado hay que impregnar el pollo y añadirle un chorro de vino blanco antes de meterlo al horno. El siguiente paso es disfrutar de este original sabor. Con la pechuga de pollo al ajillo quedará deliciosa igualmente.

Salsa de manzana

Aunque hay muchas formas de preparar la salsa de manzanas te ofrecemos una bastante fácil para acompañar tu pollo asado de un tono dulzón y darle un toque diferente.Para realizarla solo necesitarás dos manzanas de la variedad que más te guste, dos cucharadas de zumo de limón, 3 cucharadas de azúcar moreno y 100 mililitros de agua para hervir las manzanas. Simplemente hay que hacer hervir el agua con el zumo y el azúcar y añadir las manzanas sin piel y sin corazón. Una vez que la carne de la manzana esté blanda, apagamos el fuego, dejamos reposar unos instantes y batimos hasta obtener la textura deseada.

Salsa de boletus

Si hay una salsa con carisma, ésa es la salsa boletus. Sorprendentemente es mucho más fácil de lo que parece y para la que hacen falta unos 150 gramos de boletus, 150 mililitros de caldo- para nuestro plato preferiblemente de pollo- y 50 mililitros de nata líquida.

Simplemente hay que freír un poco el boletus, y añadir el resto de ingredientes luego para que se hagan a fuego lento junto con el hongo y un poquito de sal y pimienta. Para concluir pasamos la mezcla por la batidora y ¡listo!

La salsa de boletus es precisamente la que hemos escogido para uno de los productos gourmet de la gama de Navidad: el jugoso pollo campero relleno de trompetillas, aromática trufa y
asado a la manera tradicional. Así que ya sabes, si estas fiestas te apetece innovar con un producto de máxima calidad, este pollo campero es una gran opción para vestir tu mesa en la ocasión más especial.

Mejores guarniciones para acompañar el pavo asado

La Navidad se acerca y llega el momento de buscar las recetas más sabrosas para sorprender a los comensales que se sienten en nuestra mesa. Desde Casa Matachín queremos presentaros un producto muy indicado para estas fechas, el pavo asado. Este delicioso pavo asado relleno de jamón de calidad, champiñones, ciruelas, orejones y piñones viene acompañado de una rica salsa de manzana que hará las delicias de todos los comensales, se puede preparar para entre 6 y 8 personas y  estamos convencidos de que no defraudará a los invitados, tanto por la calidad de su carne como por su delicioso relleno. Un producto fácil de cocinar y sin gluten.

Para que puedas presentarlo de una forma vistosa y original te ofrecemos una serie de guarniciones para acompañar a este manjar en la época navideña o siempre que quieras:

1. Rosetas de puré de patata

Cremosas, ricas y con una presentación envidiable, las rosetas de patatas triunfarán entre los más pequeños. Este sencillo puré de patatas como guarnición sorprenderá a los invitados por su llamativa forma, gracias a la utilización de una manga pastelera con boquilla rizada.

Para hacer estas rosetas simplemente hay que preparar un puré de patata en el que podemos añadir mantequilla o leche para hacerlo más cremoso. Cuando tengamos el puré hay que crear estos pequeñas montañitas de puré con la manga pastelera y hornear durante 10 minutos a 180º.

2. Hortalizas de la huerta

Una guarnición que suele contar con muy buena aceptación en la mesa son las hortalizas de la huerta, que quedan riquísimas combinadas con el pavo relleno. Una buena combinación es la zanahoria y el nabo, ingredientes a los que se puede añadir cebolla y patata. Todos ellos cortados a tiras del mismo tamaño se deben introducir en el horno, salpimentados y con un poquito de limón, vino blanco y aceite de oliva. Si te gustan las especias puedes darle un toque provenzal o utilizar un poco de comino.

3. Ensalada de rúcula, nueces y queso

Una elección de guarnición ligera es la ensalada de rúcula, nueces y queso de cabra. Alíñala con aceite de oliva virgen extra y unas gotas de vinagre balsámico de Módena para hacer las delicias de los comensales con esta refrescante guarnición. Además puedes añadirle otros frutos como pasas y piñones y probar a caramelizar las nueces para obtener un toque diferente.

4. Piña en su jugo dorada

La piña también es un alimento muy navideño con la que se puede innovar en una cena. La piña en su jugo dorada con aceite de oliva en la sartén a fuego medio es una sorprendente aliada del pavo relleno y de cualquier carne que combine bien con el dulce.

5. Guarnición de champiñones

Otra idea para acompañar el pavo relleno fresco de Navidad son los champiñones. Para elaborar esta guarnición necesitarás el champiñón cortado en láminas, ajo, perejil fresco y una cucharada de vino blanco. Para la guarnición de champiñones existen dos opciones, se puede hacer en una olla o en el microondas.

Si optas por la número uno, primero tendrás que pochar un poco el ajo en una olla con aceite y luego añadir los champiñones con el perejil, que dejaremos a hervir junto al vino blanco y un poco de agua. Estos hongos quedan también perfectos en el microondas. Simplemente hay que poner el ajo picado con una cucharada de aceite en el microondas durante tres minutos y, pasado ese tiempo, añadir los champiñones salpimentados y otra cucharada de aceite durante diez minutos más.

Hasta aquí algunas de las muchas opciones para acompañar en la cena de Navidad el pavo relleno fresco de Casa Matachín.

Y tú, ¿con cuál te quedas?

ensalada pollo

Receta ensalada de pollo empanado

El pollo empanado combina estupendamente con la ensalada y por eso hoy os traemos esta deliciosa receta con un toque crujiente a la par que refrescante. En esta ocasión recomendamos un rico y práctico producto, la conserva en lata de pechuga de pollo al natural Casa Matachín, que casa perfectamente con los variados ingredientes de esta receta de ensalada especial, que no dejará indiferentes a tus invitados y que requiere de muy poco tiempo de preparación.

Lo que más nos gusta de esta ensalada multicolor es la variedad de los productos que incluye como la zanahoria, el tomate y la cebolleta. Son vegetales que suelen agradar a casi cualquier tipo de comensal pero que se mezclan con otros sabores más inusuales en las ensaladas.

En este caso, el toque original lo da la el sésamo tostado, muy fácil de adquirir en cualquier tienda de productos naturales e incluso en supermercados. La receta de esta ensalada de pollo incluye también las almendras, pero otros frutos secos como nueces o anacardos son igualmente idóneos para este plato.

El toque sofisticado de esta sencilla ensalada lo pone la crema balsámica de vinagre de Módena con la miel. Dos productos que puedes mezclar tú mismo, la opción que recomendamos, o bien adquirirlo directamente.

Receta de ensalada de pollo

Dificultad: Fácil
Tiempo estimado: 20 minutos
Número de personas: 2

Ingredientes de la ensalada de pollo empanado

  • Una lata de pollo al natural Casa Matachín.
  • Un cuarto de lechuga (recomendable iceberg)
  • Un tomate.
  • Una zanahoria.
  • Una cebolleta.
  • Un huevo.
  • Una taza de pan rallado.
  • Una cucharada de sésamo tostado.
  • Un puñado de almendras (10 aproximadamente)

Preparación de la ensalada de pollo

  1. Sumerge el pollo cortado en trocitos en huevo y rebózalo con pan rallado (también puedes poner harina antes del huevo si lo deseas). Fríe el pollo en aceite de girasol a 180ºC y deposítalo sobre papel de cocina para evitar el exceso de aceite.
  2. Por otro lado, corta la lechuga iceberg y la zanahoria en juliana, es decir, en tiras largas, y coloca estos ingredientes en un bol aparte.
  3. Añade el tomate cortado en cuadraditos e incorpora las almendras y el sésamo tostado al gusto.
  4. Coloca el pollo previamente empanado de Casa Matachín en la parte de arriba de la ensalada junto a la cebolleta, que se puede cortar en diagonal en trozos muy finos trozos.
  5. En un pequeño cuenco mezcla la crema de vinagre de Módena junto con una proporción menor de miel, que puede variar al gusto.
  6. Por último finaliza con el aliño de la ensalada añadiendo un poco de sal, nuestra mezcla especial de vinagre de Módena con un toque dulce y el aceite de oliva.

Ahora te toca a ti 😉

Sandwich Premium de Pulled Chicken mayonesa

En este post te traemos una receta realizada con un nuevo y delicioso producto que, seguro, te va a encantar. Se trata del Pulled Chicken con mayonesa de Casa Matachín, compuesto por riquísimas hebras de pechuga de pollo cocinadas a baja temperatura y una salsa de mayonesa ligera.

Además de resultar muy sabroso, ya que su elaboración a temperaturas bajas permite que conserve todas sus propiedades, el Pulled Chicken con mayonesa es una excelente opción para utilizar en aperitivos o para elaborar suculentos sándwiches o bocadillos en un momento.

La receta es una idea de Degustabox con la colaboración de Oroweat y sus riquísimas rebanadas de su pan con pipas de girasol y calabaza y semillas de amapola. Se trata de una combinación excelente para conseguir un sándwich muy especial.

En esta ocasión proponemos una mezcla de quesos de oveja y cheddar. No obstante, puedes elegir los que más se adapten a tu gusto. Seguro que una rodaja de mozzarella fresca o unas láminas de parmesano, por ejemplo, pueden encajar a la perfección.

En este sandwich destaca también el aguacate, una fruta que por su textura y sabor es una opción óptima para combinar con otros ingredientes en sándwiches. Además, te sugerimos que lo adereces con cebollino y cilantro frescos, ya que darán al emparedado un punto ácido y fresco.

Por último, la col lombarda aportará todo su color y dará consistencia a este sándwich único. ¡A disfrutar!

Receta de Sandwich Premium

Dificultad: Muy fácil
Tiempo estimado: 10 minutos
Número de personas: 1-2

Ingredientes del Sandwich Oroweat con Pulled Chicken

  • Cuatro rebanadas de Oroweat Pipas de Girasol y Calabaza, y Semillas de Amapola.
  • Una lata de Pulled Chicken con mayonesa de Casa Matachín.
  • Quesos. En esta ocasión proponemos cheddar y oveja pero elige los que más te gusten.
  • Medio aguacate.
  • Col lombarda rallada.
  • Cebollino fresco.
  • Cilantro fresco

Preparación del Sandwich Premium de Pulled Chicken mayonesa

  1. Pon a tostar las rebanadas de pan Oroweat Pipas de Girasol y Calabaza con Semillas de Amapola.
  2. Una vez tostado el pan, coloca las lonchas de queso encima de las tostadas.
  3. Corta el aguacate en láminas y disponlo sobre el queso.
  4. Extiende el Pulled Chicken de Casa Matachín sobre el sandwich.
  5. Añade el cebollino y cilantro fresco si quieres darle un toque especiado.
  6. Para terminar, dale color al sandwich con la col lombarda rallada.

Pruébalo y nos cuentas 🙂

cesta melon con setas

Receta de melón con setas, tofu y pollo

El otoño es la estación perfecta para recoger setas y luego, por supuesto, disfrutarlas cocinadas de infinidad de formas. No obstante, si no conoces bien las setas, es mejor que las compres en lugares especializados para evitar equivocaciones, ¡recuerda que hay setas tóxicas que se confunden con facilidad con algunas comestibles!

Una gata en la cocina nos envía esta exquisita receta que combina las setas con tofu, pollo en escabeche de Casa Matachín y melón. Además, está aderezada con cebollino, soja, albahaca y chile en polvo. Se trata de una combinación de sabores potente que no defraudará a nadie, a la vez que resulta una receta muy ligera.

Existen muchísimas variedades de setas y, dentro de este gran abanico, se pueden encontrar multitud de texturas y sabores. En este caso, podemos probar con champiñones. Se trata de una especie fácil de encontrar en supermercados que combina muy bien con otros ingredientes. Este hongo es rico en minerales como el fósforo, el selenio o el magnesio y, entre sus propiedades, resulta muy fácil de digerir y prácticamente no tiene grasas.

El tofu, realizado a partir del grano de la soja, es un alimento muy rico en proteínas y calcio. Al igual que los champiñones, apenas aporta grasas y su digestión es muy sencilla. Además, contiene fibra y antioxidantes.

Por su parte, el melón es rico en vitaminas A, B, C y E. Resulta una fruta con efectos depurativos y en su composición se hallan minerales como el hierro o el magnesio.

Veamos cómo se realiza esta sencillísima y deliciosa receta que te resultará, además, muy fácil de digerir.

Receta de cesta de melón con setas, tofu y pollo

Dificultad: muy fácil
Tiempo estimado: 20 minutos
Número de personas: 2

Ingredientes para el melón con setas, tofu y pollo

  • Melón del redondo pequeño
  • Una bandeja de setas
  • Unos bastones de tofu firme
  • Cebollino
  • Salsa de soja
  • Albahaca
  • Chile en polvo
  • Una lata de pechuga de pollo en escabeche de Casa Matachín por persona

Preparación de la cesta de melón con setas, tofu y pollo

  1. Partimos el melón por la mitad y lo vaciamos. Reservamos la pulpa sin pepitas.
  2. Cortamos el tofu a dados y los ponemos a macerar un minuto solamente en la salsa de soja (ya que el tofu es muy poroso y lo absorbe todo).
  3. Desmigamos la pechuga de pollo escabechada de casa Matachín y la reservamos.
  4. En una sartén, doramos las setas unos dos minutos con menos de una cucharada de aceite.
  5. Mezclamos bien todos los ingredientes, espolvoreamos con el chile, la albahaca y el cebollino y rellenamos las cáscaras del melón.

¡Fácil y sencillo! Ahora es tu turno 😉

dip de aguacate con pollo

Receta dip de aguacate con pollo en escabeche

Poco a poco nos vamos alejando del verano y su calorcito mientras el frío del invierno, los abrigos y los buenos platos de esa época, como un buen cocido o una rico caldo de pollo, se intuyen en el horizonte. Atrás quedarán los helados y el gazpacho, aunque de vez en cuando también apetecerá tomar algo ligero y fresco que nos recuerde la playa y el sol.

La receta que hoy proponemos es perfecta para ello. María Alonso nos envió este dip de aguacate con pollo en escabeche, un plato idóneo si hace calor, pero que en otras épocas del año también nos hará disfrutar con su refrescante sabor.

El pollo en escabeche es el alimento básico de este plato. El escabechado es un método de conservación típico de España y deriva del adobo en vinagre que usaban los árabes. Durante siglos ha servido para que los alimentos aguantaran más tiempo sin echarse a perder, además de conferirle sabores muy especiales. Las carnes blancas son perfectas para escabechar y absorben muy bien la sugerente gama de aromas que aportan las especias.

El otro pilar de la receta, el aguacate, es una fruta muy en boga últimamente, no sin falta de fundamento pues cuenta con unas propiedades magníficas para la salud. Entre ellas, destaca su aporte de vitaminas, como la A, la B, la C, o la K. También contiene omega-3 -un ácido graso que te ayudará a cuidar la salud cardiovascular- y ácido fólico, que previene de malformaciones durante el embarazo.

A continuación, te explicamos paso a paso esta sencilla receta, perfecta para acompañar con otros platos o como aperitivo.

Receta de dip de pollo

Dificultad: fácil.
Tiempo estimado: 15 minutos
Número de personas: 2

Ingredientes de dip de aguacate con pollo en escabeche

  • Medio aguacate maduro.
  • Un cuarto de cebolla pequeña picada.
  • Medio tomate pequeño picado.
  • Zumo de limón. Una pequeña cantidad.
  • Una lata de pechuga de pollo en escabeche Casa Matachín.
  • Una cucharada mediana de queso crema.
  • Una cucharada pequeña de mostaza Dijonaisse. Si no la encuentras, puedes usar también mostaza antigua mezclada con mayonesa.
  • Sal, pimienta negra y perejil.
  • Nachos, patatas fritas o chips de manzana para acompañar

Preparación de dip de aguacate con pollo en escabeche

  • Coloca en un bol la cebolla, el aguacate troceado, el zumo de limón y el queso.
  • Mezcla todo bien ayudándote de una cuchara hasta que se convierta en una pasta. No es necesario que la pasta sea fina, si el aguacate esté un poco duro y no se deshace bien.
  • Salpimenta y añade la mostaza y el tomate. Puedes quitarle previamente las pepitas para que no suelte líquido.
  • Para terminar, añade la pechuga de pollo en escabeche troceada o en hebras y remueve bien todo. Rectifica de sal y pimienta, espolvorea con perejil y sirve acompañado de los nachos, las patatas o los chips de manzana.

Ya tenemos hecho este dip, una mezcla de sabores que seguro que te hará disfrutar ¡Buen provecho!

Receta de Pops de pollo con salsa de curry y mango

Hoy te enseñamos una deliciosa receta que nos envía Isabel y que seguro que hará disfrutar a todos los comensales. El pollo, el curry y el mango son los tres ingredientes básicos de estas riquísimas bolitas que, con su toque exótico, las convierten en un plato muy atractivo y sorprendente. ¡Su salsa es para volverse locos!.

El pollo es fuente de proteínas y apenas aporta grasa y colesterol a esta receta. En este caso, además, usaremos la pechuga, que es la pieza que menos cantidad de grasa tiene. También es fuente de aminoácidos esenciales -como el triptófano, que ayuda a regular los niveles de serotonina- y de vitaminas como la B12. Además, su digestión es muy sencilla.

Por su parte, el mango es un fruto muy rico en antioxidantes y vitaminas A y C, por lo que ayudará a depurar el organismo y a protegernos de enfermedades cardiacas. También aporta minerales como magnesio, calcio o hierro, así que a su especial y dulce sabor hay que añadirle unas propiedades muy saludables.

El curry es una mezcla de especias a la que se le atribuyen ciertas cualidades beneficiosas para nuestro organismo. Entre ellas, se ha afirmado que puede ayudar a prevenir tumores y enfermedades como el alzheimer. También, que es antioxidante, por lo que previene el envejecimiento celular, y rico en vitaminas A, B, D y K.

Por si fuera poco, esta receta no es difícil de ejecutar y se tarda poco tiempo en completarla. Así que, ¡pongámonos manos a la obra y disfrutemos cocinando estas bolitas de pollo!.

Receta de pops de pollo

Dificultad: fácil
Tiempo estimado: 30 minutos
Número de personas: 2

Ingredientes pops de pollo con salsa de curry y mango

  • 2 latas de pechuga de pollo Casa Matachín al natural.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 cucharada de harina.
  • Leche.
  • 1 huevo.
  • Pan rallado.
  • Sal con albahaca, ajo y perejil.
  • Salsa de curry y mango.
  • Aceite de oliva.

Preparación de los pops de pollo con salsa de curry y mango

  1. Picamos la cebolla bien fina. Colocamos un chorro de aceite de oliva en una sartén para pochar la cebolla picada. Una vez esté en su punto, añadimos la pechuga de pollo troceadita.
  2. Removemos la mezcla y añadimos sal. Le sumamos la harina y dejamos todo en el fuego para que pierda el sabor a crudo. Tras ello, añadimos leche hasta que ligue y espese. Para concluir este paso, lo dejamos enfriar.
  3. Hacemos con esta mezcla las bolitas. Una vez las tenemos, las untamos con huevo batido y pan rallado. Las freímos en una buena cantidad de aceite hasta que estén doradas.
  4. Sacamos de la sartén las bolitas y las escurrimos bien para que no queden aceitosas. Las emplatamos, acompañadas de la salsa de curry y mango.

Los invitados que prueben esta receta seguro que se sorprenden por su originalidad y sabor. Y los más pequeños también disfrutarán de estos redonditos pops, además de conocer sabores distintos como el del mango o el curry.

Bon appétit!