brochetas originales barbacoa verano

6 brochetas originales para tus barbacoas de verano

El verano, las vacaciones, las comidas familiares o las reuniones de amigos tienen sabor a barbacoa. Con la llegada del periodo estival se encienden las brasas en los jardines, fincas y restaurantes para ofrecer deliciosas barbacoas de carne y parrilladas de verduras.

En este post nos vamos a desviar un poco de la clásica barbacoa de ternasco, chorizo y longaniza y vamos a hablar de otros manjares para el verano: los pinchos de pollo, las brochetas de verdura y muchas otras pequeñas recetas a la brasa, que tanto gustan a los más pequeños de la casa.

Para sorprender con estos pinchos para barbacoa solo necesitarás el palillo de la brocheta (puede ser de madera desechable o de acero inoxidable, especial para barbacoa) y un poco de paciencia para montarlas.

Y si no quieres complicarte con la preparación y sumar tiempo adicional a la de por sí laboriosa barbacoa, ¡también tenemos soluciones! Puedes comprar brochetas adobadas listas para echar a la parrilla. Escojas el tipo de brocheta que escojas, aquí te damos una serie de ideas desde los clásicos pinchos de pollo a las brochetas de langostinos gourmet… ¡No olvides incorporarlas en tu próxima barbacoa!

Pinchos para barbacoa

  1. Brochetas de pollo. Indiscutiblemente, el pollo es el rey de las brochetas. También en las barbacoas, donde recomendamos emplearlo adobado y combinado con pimientos, bacon e incluso tomatitos cherry. En Casa Matachín lo preparamos con láminas de pimiento rojo y verde en nuestras brochetas de pollo adobado. Utilizamos también el estilo de adobo andaluz para crear nuestros pinchos de pollo, ideales para barbacoas.
  2. Pollo con soja. Atrévete a dar un sabor un sabor diferente con unos trocitos de pollo previamente adobados con salsa de soja y aceite de sésamo.
  3. Pinchos con salchichas. Las salchichas son facilísimas de cortar en crudo y, por lo tanto, perfectas para preparar unas originales brochetas para barbacoa. Puedes combinarlas con pimientos rojo y verde, cebolla, berenjena y champiñones. ¡Sorprenderás!
  4. Brochetas de pavo adobado. La rica carne de pavo también cobra protagonismo en las barbacoas. Si vas a preparar estas brochetas tú mismo puedes elaborar un adobo en las pechugas previamente cortadas en taquitos con aceite de oliva, zumo de limón, pimentón, sal y especias (como orégano, albahaca, perejil o romero). En Casa Matachín encontrarás también brochetas de pavo ya adobadas.
  5. Brochetas de verduras para barbacoa. Las brochetas de verduras son una genial idea para dar una tregua a la carne y para ofrecer una opción vegetariana. Te proponemos las brochetas de calabacín, pimientos, champiñones y berenjena, que con un chorrito de aceite y una pizca de sal antes de echar a la parrilla quedan deliciosas.
  6. Brochetas de langostinos. Los langostinos también se puedan cocinar al grill y además quedan jugosísimos. Antes de insertarlos en las brochetas solo hay que pelarlos y marinarlos. Hazlo con aceite de oliva y limón a partes iguales y especias al gusto.

Una barbacoa donde las brochetas triunfan

Con todas estas recetas de pinchos, ¡la originalidad y el sabor en la barbacoa están servidos! Puedes acompañarlas de las clásicas carnes para barbacoa (chorizo, chistorra, morcilla, costillas y chuletas…), de una buena parrillada de verduras y de las salsas más habituales en este tipo de eventos.

Como postre, proponemos unas brochetas de frutas, muy acordes con la temática e ideales para concluir una comida copiosa 😉 ¡Buen provecho!

salsas barbacoa

Las 5 mejores salsas para sorprender con tu barbacoa

¿Ya has comenzado la temporada de barbacoas? Si es así, tienes que conocer estas 5 salsas para acompañar las carnes de tu barbacoa. Si ya sabes cómo hacer una buena barbacoa sorprende todavía más a tus invitados con un surtido de salsas para chuparse los dedos.

En este post explicamos la receta de 5 salsas para acompañar tu barbacoa. Aunque las chistorras o morcillas no se suelen acompañar de salsa, piezas como el chuletón, las costillas, el muslo de pollo, los solomillos de pavo  o las chuletas de cordero quedan ideales con esta combinación de sabores. Nuestras salsas sencillas para carnes pueden poner el broche de oro en esta comida.

¡Estas son nuestras 5 propuestas!

1.     Salsa Chimichurri

La salsa chimichurri es la estrella de los asados argentinos. Esta salsa casera para carnes a la parrilla es un aderezo perfecto para piezas como los chuletones. La base de sus ingredientes se compone de vinagre, aceite de oliva, perejil, ajo, ají molido (chile) y sal.

Existen muchas formas de hacer el chimichurri pero una manera de elaborarlo con ingredientes accesibles es incluir ajo orégano, tomillo, comino, perejil picado y pimentón dulce en medio vaso de aceite de oliva y otro medio de vinagre. ¡Sorprende con esta exótica salsa para acompañar carnes!

2.     Mojo picón

¿Y si probamos una de las joyas culinarias canarias como salsa para carne de barbacoa? Esta líquida y especiada salsa hará las delicias de los comensales gracias a una sencilla base de aceite, ajo y sal.

Para preparar el mojo picón “colorado”, añade pimentón y comino, ¡es ideal tanto para las carnes como para las patatas! Y si haces una barbacoa de pescado puedes elaborar una salsa verde para carne a base de mojo picón en la que solo tendrás que sustituir el pimentón por un manojo de cilantro.

3.     Salsa Barbacoa

Un clásico de la cocina americana, como su propio nombre indica, esta salsa  es para acompañar la  carne a la parrilla por lo que no puede faltar en una barbacoa. Aunque se puede comprar fácilmente ya preparada, esta espesa delicia agridulce se puede preparar en casa.

Entre sus sorprendentes ingredientes se encuentra el kétchup, la salsa de tomate, la salsa Perrins o Worcestershire, el vinagre o el azúcar. ¡Toda una fusión para obtener la reina de las salsas para las costillas en la barbacoa!

4.     Salsa Romesco

La salsa romesco, receta catalana que se utiliza tradicionalmente para acompañar los calçots, puede ser otra opción asombrosa para acompañar las carnes y vegetales de la barbacoa.  Se elabora con tomate, ajo, pan, agua, vinagre, aceite de oliva y, el ingrediente estrella, las ñoras, (pimiento picante que se utiliza seco para condimentar en la zona de levante).

5.     Salsa alioli

La conocemos como alioli, ajolio o ajoaceite. Se come con patatas, pescados, fideuá y con carnes a la brasa. Es una de las salsas para barbacoa más fáciles: la elaboramos batiendo ajo bien machacado, huevo, zumo de limón, aceite de oliva y un poquito de sal. El resultado es una deliciosa salsa para acompañar carnes que se puede elaborar con Thermomix o batidora. Por supuesto, también podemos comprarla.

¡Y hasta aquí nuestras propuestas de salsas para barbacoa fáciles! La mejor noticia es que no te tienes que quedar solo con una, sino que puedes ofrecer a tus comensales todas las opciones. Unas salsas para carnes que harán de tu barbacoa algo memorable.

barbacoa menu trucos

Cómo hacer la barbacoa perfecta: Menú y trucos

¡La temporada de barbacoas queda oficialmente inaugurada!

Con la llegada del buen tiempo la barbacoa vuelve a ser la excusa ideal para reunirse el fin de semana. Pero para hacer una comida memorable no solo es necesario una parrilla, brasa y leña y unos comensales con buen apetito…  También hace falta un cocinero o cocinera al mando, el típico maestro de las barbacoas que domine este atractivo arte culinario. Si tú todavía no lo eres, pero estás dispuesto a convertirte en uno de ellos esta primavera, desde Casa Matachín te ofrecemos una serie de trucos para triunfes con tu barbacoa.

Trucos para hacer una barbacoa de 10

El menú

Una de las tareas más difíciles a la hora de preparar una barbacoa es calcular las cantidades que vamos a necesitar. Si bien es cierto que solemos seguir el refrán de “más vale que sobre que no que falte”, es aconsejable comprar con mesura para que no falte comida y que tampoco se desperdicie. Para eso, puedes calcular unos 400 gramos de carne por comensal.

La preparación

Además de la carne y la parrilla, tenemos que contar con algunos utensilios básicos para preparar nuestra barbacoa:

  • Atizador para brasas o carbón: para distribuir las brasas y atizar el fuego.
  • Guantes de protección.
  • Pinzas: para dar la vuelta a las piezas de carne.
  • Paleta rasera o espátula: también para dar la vuelta a piezas como la morcilla.
  • Mechero para encender el fuego

Encender una barbacoa

Una vez lo tengas todo preparado, llega el momento de encender la barbacoa. En este momento tendrás que decidir de qué tipo la quieres hacer: de leña o de carbón vegetal. Aunque también puedes utilizar sarmientos, el método ideal para una barbacoa de ternasco.

En función del tipo que elijas, tienes que tener en cuenta que cada una de ellas requiere de un tiempo de combustión distinto:

  • Brasa y leña. Si vas a utilizar leña para la brasa, tienes que tener en cuenta que el calor que desprenderá la brasa es fuerte por lo que necesitarás una barbacoa que esté preparada para ello. Hay que prepararla con antelación, pues suele tardar entre 45 minutos y una hora en estar lista.
  • Carbón vegetal. Es el combustible idóneo para las barbacoas de jardín. Se prende fácilmente con las pastillas para barbacoa, con las que se puede empezar a utilizar en unos 20 minutos. A su rápido encendido se suma la ventaja de que las brasas duran bastante tiempo.

Brasa bien repartida

Una vez que está encendida, asegúrate de que la brasa esté bien repartida y que haya igual de fuego por las orillas que por el centro.

Carne al gusto de los comensales

Otro truco para una barbacoa perfecta es preguntar: ¿Cómo de hecha quieren la carne? Si hay gustos dispares no supone un gran problema, puedes sacar antes de la parrilla las piezas para los que les gusta la carne menos hecha.

Dar la vuelta en el momento idóneo

Para evitar que la carne se quede cruda o por el contrario se calcine, antes de dar la vuelta a la parrilla debes comprobar hasta qué punto se ha cocinado. Para ello, puedes coger un trozo de carne (intentar que sea siempre el mismo) y comprobar cómo va. Si todavía le falta lo dejamos un poco más y volvemos a comprobar más tarde. Si está a nuestro gusto damos la vuelta al resto. Cuando haya alcanzado el punto deseado… ¡ya está lista para servir!

¿Cuál es tu barbacoa perfecta? Menú de barbacoa

Barbacoa de carne

Con la brasa de la leña o el carbón podrás hacer todo tipo de carnes. Las más habituales son chorizo, chistorra, longaniza, brochetas de pollo o pavo adobadas, panceta y morcillas, que se suelen servir en primer lugar, como aperitivo para las chuletas o costillas. La espera a la carne se puede hacer más amena con unas buenas ensaladas en el centro, que nos ayudarán a digerir mejor. Y, por supuesto, ¡que no falte el pan!

Parrillada de pescado

Cuando hablamos de barbacoa es inevitable pensar en la carne. Pero también se puede optar por una parrillada de pescado con las tradicionales sardinas, salmón e incluso marisco.

Barbacoa de verduras

Espárragos, cebolla, pimientos, berenjenas, mazorcas de maíz… Estos vegetales pueden sustituir o complementar nuestra barbacoa de carne. Para que no queden secos, imprégnalos con una fina capa de aceite, eso sí, ¡procura que no gotee en las brasas!

Ahora es tu turno, ponlo en práctica y disfrutar de una buena barbacoa 😀

formas cocinar hamburguesa

5 formas de cocinar tu hamburguesa

¿Cómo cocinar una hamburguesa? Si la hamburguesa perfecta existiera… ¿Cuál sería para tí?

En este post vamos a hablar de las diferentes formas de cocinar esta deliciosa carne en hogares y restaurantes de todo el mundo, centrándonos con las cinco propuestas más habituales de preparar una hamburguesa, ¡conócelas!

En busca de la hamburguesa perfecta

¡El mundo está lleno de fans de las hamburguesas! ¿Tú también eres uno de ellos? Tradicionalmente muchos hogares elaboraban las deliciosas hamburguesas caseras con carne picada o los filetes rusos. Aunque se sigue preparando este rico plato, a día de hoy ya no es tan habitual elaborar las hamburguesas caseras, lo que motivó la creación de nuestras hamburguesas frescas (Burger meat), listas para cocinar.

Y es que, desde Casa Matachín también somos incondicionales de las hamburguesas. Prueba de ello, son nuestras más de 9 propuestas diferentes que os ofrecemos entre los productos de Casa Matachín. Apasionados por la innovación en la alimentación, lo que te proponemos no es la típica hamburguesa de cerdo, sino toda una variedad de hamburguesas/burger meat de pollo,  de pavo, mixtas, con espinacas e incluso con zanahoria ¿te las vas a perder?

Y tú, ¿con qué receta de hamburguesa te quedas?

Hamburguesa en la sartén

Comenzamos por el clásico modo de cocinar una hamburguesa: a la sartén. Parece una forma demasiado fácil y, efectivamente, lo es. Pero… ¡hay que tener en cuenta algunos trucos!

Para cocinar bien una hamburguesa no hay que agregar demasiado aceite, hay que echar la carne a la sartén cuando el aceite esté caliente y no hay que estrujar las hamburguesas con la espátula (así, quedarán más jugosas).

Si vamos a poner queso, lo mejor es ponerlo sobre el primer lado cocinado una vez que le hayamos dado la vuelta. Si vas a cocinar una hamburguesa gruesa es mejor poner el queso un poco más tarde, así evitaremos que se derrita demasiado.

Hamburguesa rebozada

Al estilo de los tradicionales filetes rusos, puedes dar un giro de 180 grados a tu hamburguesa si la rebozas. Un sabor más crujiente que obtendrás gracias al huevo y al pan rallado. Precisarás también de una sartén, en esta ocasión, con más cantidad de aceite.

Hamburguesa a la plancha

Una forma de cocinar con menos aceite que en una sartén y, por supuesto que, con el rebozado, es la opción de la hamburguesa a la plancha. No recomendamos cocinarla sin aceite puesto que es muy fácil que la carne se pegue a la plancha de hierro.

Hamburguesa a la parrilla

Si preguntas a un amante de la carne cómo cocinar una hamburguesa gruesa, probablemente te responsa: “Por supuesto, ¡a la parrilla!”. Si quieres lograr mantener al máximo el sabor de una buena hamburguesa puedes usar esta opción. Asegúrate de frotar bien la rejilla con un papel de cocina engrasado con aceite e intenta no darles demasiadas vueltas a tus hamburguesas: con una solo vuelta a los 5 minutos de tostar un lado es suficiente.

Hamburguesa al horno

¡Cada vez descubrimos más usos que dar a nuestros hornos! Y, exacto, también se pueden cocinar las hamburguesas. Para ello, puedes disponerlas en una fuente refractaria con papel para horno al fondo e introducirlas en el horno a 180 grados durante 15-20 minutos. Eso sí, ¡no te olvides de darles la vuelta!

Escojas el método que escojas para cocinarlas, lo importante es que dejes volar tu imaginación y crees tú receta de hamburguesa perfecta. Para ir abriendo boca a vuestra próxima creación os dejamos la lista de productos de Casa Matachín donde podrás encontrar varias propuestas. A la sartén, al horno, a la plancha o a la parrilla… ¡siempre riquísimas!

despiece pollo

Cómo trocear un pollo

¿Cómo trocear un pollo entero? Preparar un pollo en trozos para freír o para asar, puede resultar un reto complicado cuando en realidad es una tarea muy fácil. Eso sí, ¡sólo si se conoce cómo hacerlo!

Si bien es cierto que es muy habitual encontrar el pollo ya cortado, a veces nos puede interesar comprarlo entero para  realizar el despiece del pollo fresco fácilmente desde casa. Una opción que suele ser más económica que comprar sus partes por separado y que permite aprovechar muy bien  su carne y cocinarla de diferentes maneras.

En guisos, en caldo, al horno o a la plancha, esta carne destaca por ser rica en proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el Zinc o el Magnesio. A estos beneficios se le suma su fácil digestión y su precio, siendo una de las carnes más consumidas en los hogares.

En post anteriores ya habíamos hablado sobre las diferentes partes del pollo pero en esta ocasión os queremos mostar paso a paso como realizar el despiece del pollo. Hacer unos cortes limpios y sencillos está al alcance de cualquiera  con estas técnicas y consejos que os mostramos a continuación:

Todo preparado para el despiece del pollo

¿Cómo comenzamos a despiezar un pollo? Para empezar necesitaremos un cuchillo bien afilado y una tabla de cocina. Para evitar la contaminación cruzada hay que recordar que la carne cruda del pollo no debe entrar en contacto con otros alimentos.

Una vez preparada la superficie de manipulación colocaremos el pollo sobre la tabla de manera vertical y comenzaremos a hacer los cortes en el siguiente orden.

Despiece de pollo fresco paso a paso

  1. El primer paso es cortar la piel que une el muslo con la carcasa. Esto nos permitirá dislocar fácilmente los huesos de los contramuslos y separarlos del resto de la pieza. Se puede utilizar el muslo entero o bien partirlo por la mitad, cortando en la zona de la articulación para obtener los llamados muslitos de pollo o jamoncitos.
  2. Repetiremos el mismo procedimiento para extraer las alas: abrimos la articulación, separamos la articulación y cortamos. De igual modo, podrás trocearlas en dos partes o conservarlas enteras.
  3. Ahora ha llegado el momento de las pechugas. Primero quitaremos la piel con la ayuda del cuchillo. El siguiente paso es realizar un corte longitudinal para separar cada una de las pechugas del hueso central. Puedes trocear las pechugas para hacer un buen guiso o un arroz o bien filetearlas para freírlas o empanarlas.
  4. Al final solo nos quedará la carcasa que os invitamos a utilizar en un rico caldo de pollo. Este esqueleto suele ser la parte más barata cuando se adquiere el pollo por separado ya que contiene poca carne aunque da mucho sabor.

Despiezar un pollo en cuartos

También es habitual el despiece del pollo por sus cuartos traseros y delanteros. Estas son las partes que incluye cada uno de ellos:

  • Cuartos delanteros. Formados por las pechugas y las alitas. Cuando la parte delantera del pollo se divide en dos obtenemos los cuartos delanteros (el equivalente a una cuarta parte del ave).
  • Cuartos traseros. Incluye el muslo y el contramuslo en una sola pieza. También suele incluir la espalda o el espinazo cuando no se separa con la carcasa.

¡Y hasta aquí los cortes para despiezar un pollo paso a paso!

despiece pollo

Partes del Pollo: Elige la mejor según la ocasión o tipo de cocinado

La popularidad del pollo ha crecido a lo largo de los años, mientras que en las diferentes etapas de la historia ha sido tanto considerado como un manjar, como pasado desapercibido. Pero lo cierto es que en la actualidad el pollo es uno de los alimentos de origen animal más apreciado y valorado por diversas culturas, tradiciones culinarias y consumidores de todas las edades.

Es un alimento muy popular a nivel mundial, ya que además de nutritivo y sabroso es una carne que se puede preparar de diversas formas y combinándola con todo tipo de alimentos, desde pasta y arroz, hasta verduras o legumbres.

Desde Casa Matachín te explicamos en este post cuáles son las partes del pollo de manera detallada, ya que muchas veces no terminamos de conocer bien el alimento que estamos cocinando y esta carne es muy utilizada en la dieta semanal del hogar.

En este dibujo podrás diferenciar las diferentes partes del pollo, que marcan el despiece o la forma de trocear un pollo. Si compras un pollo entero lo podrás despiezar con facilidad atendiendo a sus diferentes partes, aunque también podrás comprar tus zonas preferidas de forma individual, como las alitas o los muslos.

despiece pollo

Según la anatomía y las partes del hueso del pollo podemos diferenciar:

  1. Pechuga de Pollo: puede ser deshuesada o sin deshuesar, con piel o sin piel. Su preparación es muy diversa, puede hacerse empanada, a la plancha, rellena, con bechamel…
  2. Alitas de pollo: con un tamaño reducido son un manjar para aperitivos y cenas y suelen ir acompañadas de salsas. No contienen mucha carne y son habituales en el menú infantil.
  3. Muslo de Pollo: deshuesado o sin deshuesar, pueden ser guisados, horneados o preparados con diversas salsas y verduras.
  4. Jamoncito de pollo: son la parte inferior de la pata por debajo de la articulación de la rodilla.
  5. Contramuslos del pollo: formados por la parte superior de la pata por encima de la articulación de la rodilla. Es la parte más cercana al cuerpo del pollo.
  6. Hígado de Pollo: ideal para cocinarlo guisado o a la plancha, se puede acompañar de verduras, arroz u otros alimentos. Junto con el cuello, el corazón y la molleja forman parte de los denominados menudos de pollo.
  7. Cuartos delanteros: incluye las pechugas y las alitas, lo que corresponde aproximadamente una cuarta parte del ave. La suprema de pollo es el cuarto delantero sin los huesos del tórax pero con la carne de su alrededor.
  8. Cuartos traseros: incluye los muslos y la espalda o espinazo, una de las partes más sabrosas del pollo cuando se hace en barbacoa.
  9. Carcasa de pollo: es el caparazón o esqueleto del pollo o de cualquier otra ave, tras su despiece. Se utiliza casi exclusivamente para elaborar sabrosos caldos de pollo.
  10. Una vez hemos separado todo el pollo quedan restos que podemos triturar y desmenuzar para usarlos en guisos, rellenos o ensaladas.

Como ves, el pollo es una carne que tiene diferentes partes y que se pueden cocinar de muy diversas maneras. Además, contiene proteínas de alto valor biológico, vitaminas del tipo B y minerales como el Zinc o el Magnesio.

Entre los beneficios de comer carne de pollo destaca también su alto aporte proteico y su bajo contenido en grasas, además de tratarse de una carne fácil de digerir.

Por lo tanto, con esta información es importante que tengas en cuenta esta carne para una dieta sana y equilibrada. La variedad de formas en que puedes prepararla hará que nunca nos te canses de ella y puedas ser original en su preparación para sorprender tanto en casa como a nuestros invitados.

Únicamente ofrece ventajas, ya que además de las vitaminas, minerales y proteínas nos aporta energía y salud.

consejos cena navidad

7 ideas para tus cenas de Navidad

Navidad es sinónimo de vuelta a casa, reencuentros y, sobre todo, de cenas. Año tras año repetimos estos esperados momentos para Nochebuena, Fin de Año y la Noche de Reyes con nuestra familia y nuestros amigos. Pero, ¿qué hacer cuando se celebra en nuestra casa?

Ya sea porque es la primera vez que acogemos a muchos invitados en casa en una ocasión especial o bien porque lo hacemos a menudo y queremos innovar, el anfitrión siempre está en una posición complicada.

Pero ante la falta de ideas, ¡que no cunda el pánico! Ahora que se acercan estas fechas tan importantes desde Casa Matachín hemos querido hacer esta pequeña guía donde se recogen 7 consejos para tus cenas de Navidad. Innovadores, tradicionales y otras simples sugerencias para que no falte de nada en tu mesa. Si este año te toca a ti esa responsabilidad, he aquí unos simples consejos para asegurar que tu cena sea recordada:

1. Sorprende con un centro de mesa

Flores, piñas, esferas, bolas de navidad, muérdago y, como no, velas. Son los clásicos elementos que tienen un típico centro de Navidad. Se puede comprar o, nuestra opción preferida, hacerlo uno mismo. Esta última alternativa dará un toque personal a la mesa. Y no hay que preocuparse demasiado, en Internet existen cientos de ideas y de tutoriales para escoger la idea de centro de mesa que más te guste.

2. Organiza un amigo invisible

Un clásico de las cenas de Navidad. El amigo invisible es una idea perfecta para las familias o grupos de amigos a los que les encanta regalar. No olvides fijar una cantidad máxima y perfilar si los regalos serán 100% hechos por uno mismo y personalizados o si serán comprados. A partir de ahí cada uno deja volar su imaginación dando lugar a momentos muy divertidos. Además, para los grupos que nunca pueden coincidir ya no hay excusas; existen aplicaciones y webs específicamente diseñadas para preparar tu amigo invisible.

3. Ambienta la cena con música

Crea un ambiente navideño en tu cena y anima a los invitados con la música apropiada para cada momento. Los típicos villancicos son todo un clásico que puede crear un clima hogareño en la cena. Pero conforme se va animando la velada no olvides cambiar de lista de música hacia algo más marchoso para que los invitados no se duerman en la mesa. Bien sean familia o amigos, intenta adaptarte a tus gustos y si tenéis temas que os hagan recordar viejos tiempos… ¡no dudes incluirlos!

4. Da protagonismo a los entrantes

Ensaladas, sopa de marisco, consomé, salpicón de marisco, cóctel de gambas con salsa rosa, montaditos, jamoncitos de pavo asado… Existen miles de opciones para ganarte a los invitados desde el primer momento con unos ricos entrantes donde podrás mostrar tu creatividad y permitir que se vaya haciendo boca para el plato principal.

5. Apuesta por lo tradicional: cava y turrones

Ser original en una cena de Navidad está genial pero, no nos engañemos, hay algunos clásicos que no pueden faltar en la mesa. Se trata de los turrones, postre típico por excelencia de esta época, y del cava, vino espumoso de la tierra ¡No olvides sacarlos a la hora del postre!

6. Imprime o elabora tu menú de Navidad

Esta es una sugerencia para los amantes de los detalles. Un menú impreso diseñado por ti mismo, o bien elaborado manualmente es una de esas pequeñas cosas que marcan la diferencia. Así, puedes poner en valor los ingredientes que has utilizado y, si hay niños, les encantará.

7. No arriesgues con el plato principal

Y por último, el plato principal, muchas veces la elección más difícil. Como su nombre indica tendrá todo el protagonismo así que es una buena idea que lo hayas hecho ya previamente para asegurar un éxito rotundo. Las cenas de Navidad se suelen componer de un plato de pescado seguido de uno de carne y, por lo general, no se suele innovar demasiado. La razón es que los comensales esperan probar algo tradicional en este tipo de encuentros.

Desde Casa Matachín contamos con algunas de las especialidades clásicas navideñas que nunca fallan, con los sabores típicos: pularda, pollo campero  y los nuevos jamoncitos de pavo asados con manzanas.

¡Todo listo para que nada falle en tu mesa estas fiestas!

comida rapida verano

4 comidas rápidas para hacer en verano

En vacaciones cocinar puede hacerse un poco tedioso, apetece más estar disfrutando más del tiempo libre bien sea en la playa o en la montaña, que de estar entre fogones…

En general, con el calor se suele evitar hacer comidas copiosas y hacer platos elaborados.  No paramos de entrar y de salir de casa, hacer alguna excursión, disfrutar lo máximo de posible de la playa, por eso cocinar generalmente se vuelve en una actividad secundaria

4 comidas rápidas,  fáciles y bien fresquitas para este verano

Ensalada de pasta

Es muy fácil de hacer, tan sólo se necesita cocer la pasta durante unos pocos minutos, y añadirle el condimento para darle un mejor sabor.

Puedes incluir varios ingredientes a tu ensalada de pasta, como maíz, pepino, tomate o nuestro delicioso pollo en lata. Pero si con esto no te conformas, puedes añadir alguna salsa que potencie el sabor todavía más.

La ensalada de pasta la puedes hacer tranquilamente por la noche, meterla en el frigorífico y tenerla bien fresquita para el día siguiente.

Si tienes pensado hacer alguna excursión, esta comida es perfecta para la ocasión,  son una gran fuente de hidratos de carbono y te la puedes llevar en  un tupper a cualquier lado.

Arroz

¿Quién no se ha reunido con los amigos o familia alguna vez para comer paella en verano? Es sin duda, una de las comidas que más apetece y fácil de elaborar que se puede hacer en esta época del año.

Además de la paella, se pueden otras recetas como por ejemplo el arroz tres delicias, rápido de hacer, se pueden guardar de un día para otro, manteniendo el mismo sabor y frescura.

Si no te quieres complicar mucho la vida, el arroz tres delicias es una opción muy buena.  ¿Por qué? Es muy sencillo de hacer, hay que añadir al arroz, alimentos como zanahorias, guisantes, jamón, tortilla. Un toque de aceite, pimienta y sal …

comida rapida verano

Sushi

Podemos ser creativos en nuestras recetas, el hecho de que se hagan rápidamente no significa que  podamos innovar o que sean comidas más tradicionales.

Una opción menos convencional sería el sushi de pollo y queso, o en su defecto, la receta original de pescado crudo. Se preparan en pocos minutos, y enseguida están listos para comer.

Si te apetece algo rico y fuera de lo común, esta sería una de las mejores recetas gourmet para verano.

Platos preparados

Para esta época estival, esta es una de las opciones más recurre por la gente, ya que te puede salvar de más de un apuro.

Dentro de las “platos preparados” te puedes encontrar gran variedad, te recomendamos:

Si además de la ensalada de pasta, arroz, sushi y comidas elaboradas, sueles recurrir alguna que otra receta, no dudes en comentar tus preferencias y sugerencias en los comentarios de abajo, recuerda que están abiertos para ti.

hamburguesa espinacas

Cómo hacer la barbacoa perfecta en verano

¡El verano ya está aquí!

Es tiempo de disfrutar de los ratos libres, de estar con los amigos y la familia, de hacer deporte y excursiones, en definitiva…de hacer mil planes que durante el resto año no podemos hacer.

Una de las actividades preferidas por muchos, durante el verano, es hacer una buena barbacoa.

Es por ello que te traemos este post en el que te explicamos cómo hacer la barbacoa perfecta para este verano. ¡Manos a la obra!

Antes de empezar…

No hay nada como una buena planificación para que todo salga perfecto, no quieres que nada estropee un día de fiesta y de diversión, ¿verdad?

Una de las primeras ideas que nos viene a la cabeza a la hora de hacer la barbacoa es el sitio. Para evitar que tus invitados pasen mucho calor o se aburran, tendrás que pensar el lugar ideal.

Una zona con piscina o que esté cerca de la montaña, del campo o de la playa es perfecta…siempre cuidando y respetando el medio ambiente.

Además del sitio, los invitados, la comida, las bebidas, el transporte… los tendrás que planificar  muy bien para conseguir que tu día de barbacoa salga perfecto.

Elegir productos de calidad

No basta con escoger el sitio idóneo, que salga un día muy bueno, que vayan todos los amigos y familiares a los que habías invitados, si no tienes unos productos de alta calidad.

La comida está para disfrutarla y saborearla, ¡es uno de los grandes placeres de esta vida!

Entrantes

Para ir abriendo boca y saciar un poco el apetito que mejor manera que comenzar con una buena morcilla de arroz recién hecha o unos pinchos morunos tostados de distintas clases.

¡Recuerda! Todo esto acompañado de una buena bebida refrescante para combatir el calor.

Plato principal

En general, lo primero que se nos viene a la cabeza, cuando se habla de barbacoa, es la carne. Por eso, es necesario que esté presente, teniendo siempre en cuenta las peticiones de nuestros invitados.

Puedes incluir hamburguesas de todas las clases, desde las de queso y pollo hasta las hamburguesas que contienen espinacas,  salchichas frescas, unas buenas chuletas, alas de pollo….teniendo así una amplia variedad donde elegir.

hamburguesa espinacas

¿Alguna vez te ha pasado de comer carne que estaba demasiado dura y sin apenas jugo? Te cuesta comerla e incluso te quita un poco las ganas de comer.

Por este motivo es muy recomendable, para que todo salga perfecto, comprar carne que tenga jugo, que sea tierna, que tenga un buen sabor, en resumen que sea de alta calidad.

¡Nuestra recomendación! : Las chuletas de pavo marinadas y sazonadas con ajo y perejil son muy sabrosas, de gran calidad y además con alto contenido en proteína.

Postre

Si los invitados se han quedado con ganas después de los ricos entrantes y plato principal, tendrás que sacar el postre.

Hay que tener en cuenta que es verano y que hace calor, en determinadas partes de España… ¡mucho calor!. Sin duda, algo bien fresco seguro que lo agradecen tus invitados.

Algo de fruta natural o helados es muy recomendable para combatir estas los calores del verano.

¡Tú turno!

Sol, música, disfrutando de una buena comida y bebida cerca de la playa o piscina, estando con los amigos ¿Te imaginas?

¿Has hecho alguna vez barbacoa en verano?  ¿Cómo sería tu barbacoa  perfecta?… ¿tienes pensado hacer alguna este verano?

Nos gustaría saber cuáles son tus planes para este verano 😉

¡Es tiempo de barbacoas!

Llega el verano y con él las ganas de disfrutar de las comidas al aire libre ¿Y qué mejor época del año para disfrutar de las barbacoas? Ya sea con un poco de sal o aderazadas con hierbas aromáticas y especias, toda carne hecha a la barbacoa resulta deliciosa.

Si eres de los que todavía se les resiste este tipo de cocina, a continuación te damos unos sencillos trucos para que en tu próxima barbacoa seas un auténtico maestro ¡Toma nota!

  • En el momento en el que vayas a hacer la barbacoa, ten a mano los alimentos que vayas a utilizar, así como los utensilios que necesites.
  • Existen muchos tipos de barbacoas: eléctricas, de gas… pero las tradicionales en nuestro país son las que requieren hacer fuego, es decir, con leña o carbón.
  • No es lo mismo una barbacoa de leña que de carbón vegetal. La leña le da a la comida un sabor y un aroma especialmente ricos pero requiere una continua alimentación, cada tipo de madera tiene su tiempo calorífico… Con el carbón es más fácil que aciertes, ya que mantiene una potencia constante.
  • Deja algo de distancia entre la parrilla y las brasas, y el tiempo suficiente para que la carne se vaya haciendo lentamente, hasta que esté en su punto ¡Cuidado, que no se queme!
  • Qué ricos están unos muslos de Pollo a la parrilla, ¿verdad? Déjalos que se cocinen hasta que la piel quede doradita y crujiente, asegurándote de que por dentro estén bien hechos. Acompaña el Pollo con unas patatas o una refrescante ensalada.
  • A nosotros nos encantan las hamburguesas de Pollo a la barbacoa (consulta todas nuestras variedades). Si nunca las has probado, cuando lo hagas… ¡Repites seguro!

Así que prepara la parrilla, avisa a tus invitados y ¡Disfruta de la mejor barbacoa del verano!