Trucos y consejos para la utilización de las sartenes

Cuando cocinas con los mismos utensilios, a lo largo del tiempo van perdiendo sus propiedades y no funcionan como el primer día. Prueba de ello son por ejemplo las sartenes.

Si estás cocinando un filete o una tortilla de patata en la sartén y se pega, es incómodo, pierdes parte del alimento y a la hora de limpiarlo es más complejo y sucio.

Por ello, te damos un truco casero para que pruebes en la sarten que se pega la comida:

  • Coge una sartén limpia y lista para utilizar.
  • Cubre todo el fondo de la sartén con sal.
  • Ponla en el fuego y fríela lentamente hasta que adquiera un color tostado.
  • Cuando quede dorada retiraremos la sal con un papel o un paño de cocina.
  • Una vez hemos retirado toda la sal ya podemos cocinar en ella y no se nos pegará la comida.

 

Lee estos consejos de utilización para que puedas prevenir este efecto en la sartén y sepas lo que debes hacer y lo que no.

  • Siempre limpiar correctamente la sartén sin dejar ningún residuo de comida. Antes de usarla puedes pasar un paño húmedo.
  • Impregnar el fondo de la sartén con aceite para evitar que la comida se pegue, si no quieres usar aceite mojar un papel con él y pasarlo por el fondo de la sartén para que cree una fina capa de protección.
  • Utilizar accesorios de madera, silicona o nylon para cocinar ya que evitará que pueda perjudicar la capa protectora antiadherente.
  • Nunca dejar la sartén vacía sobre la fuente de calor ni al comienzo ni al final del cocinado ya que afecta directamente a la capa antiadherente.
  • A la hora de lavarla no usar estropajos, utensilios de metal o limpiadores abrasivos.

 

Con todos estos consejos y trucos ya puedes cocinar sin que se os peguen los alimentos a la sartén. Hay que tener en cuenta pequeños cuidados del día a día para evitar que esto suceda, ya que será mucho más fácil cocinar, más higiénico y los alimentos tendrán mejor sabor.