4 trucos para correr mejor

Ahora con el buen tiempo y con más horas de sol apetece salir a correr, participar en carreras, hacer deporte con los amigos… Si te estás iniciando en el mundo del running o preparando para una carrera es importante aprender a correr bien.

Se trata de hacer el menor esfuerzo posible, para ir más rápido y bajar de tiempo, pero sobre todo evitar las lesiones. Para ello existen entrenamientos específicos que ayudan a mejorar los tiempos o hacer que nuestro rendimiento sea mejor.

No sólo mejorar la técnica nos ayuda a correr mejor, hay otros factores que influyen en nuestro rendimiento deportivo tal y como vamos a explicar a continuación:

Hacer ejercicio de series y repeticiones

Para correr mejor se tiene que repetir varias veces una misma actividad o ejercicio, de esta manera potenciamos la capacidad aeróbica.

“¿Qué conseguimos con potenciarla?” Nos ayuda a conseguir más resistencia, nos cansaremos menos ya que metabolizaremos mejor el oxígeno de nuestra sangre.

Para tener más resistencia hay que hacer ejercicios cardiovasculares como nadar, correr o andar a paso ligero.

Descansar para mejorar el rendimiento deportivo

Es la parte más importante del entrenamiento, no dormir bien hará que estemos más cansados, nuestro cuerpo no reaccionará de la mejor manera a los estímulos que el cuerpo le pide.

Hay que dormir las horas recomendadas por los especialistas, entre 7 y 8 horas,además conseguir que el sueño sea de calidad.

Aunque estemos en la cama esas 8 horas, si nos despertamos varias veces a lo largo de la noche no descansaremos como es debido.

Descansar bien influye directamente en nuestro entrenamiento por las siguientes razones:

  • Los músculos se recuperan totalmente del esfuerzo físico hecho durante el día
  • Volveremos a tener energía y vitalidad que inciden en nuestro entrenamiento directamente.
  • Nos ayuda a estar más calmados y con menos estrés, despejando nuestra mente.
  • Se recupera la producción de testosterona que es básica para todos los deportistas.

Tener unos hábitos de vida saludables afecta a nuestro descanso, por eso es importante comer saludable y de forma variada, aportando a nuestro cuerpo todos los macronutrientes que necesita.

Hacer estiramientos antes y después de entrenar

Uno de los errores más graves que podemos cometer antes de empezar a correr es no estirar bien las articulaciones y músculos.

Estirar antes de hacer ejercicio hace que entremos en calor evitando sufrir lesiones o molestias a medio entrenamiento o después de haber acabado.

Pasa lo mismo con calentar antes de empezar. El calentamiento bastaría con andar rápido y trotar durante unos 10 minutos y estirar bien todo el cuerpo.

También es recomendable, que después de hacer ejercicio, estirar para que nuestros músculos recuperen su estado y se reduzca la sobrecarga muscular.

Sin duda, hacer sencillos ejercicios de estiramientos nos va a ayudar a correr mejor.

Beber agua y alimentarnos bien

Hidratarse bien bebiendo la cantidad de agua necesaria, nos vas a ayudar a correr más y mejor.

Al correr nuestro cuerpo va perdiendo agua poco a poco a través de la sudoración, esto afecta al rendimiento haciendo que no demos todo de sí.

Esta pérdida de agua, al no ser remplazada, provoca que nuestro volumen sanguíneo disminuya, con la consecuencia de que el corazón reciba menos sangre y bombee menos.

Al seguir haciendo ejercicio con un alto nivel de intensidad aumentamos las pulsaciones y por tanto la fatiga aparecerá antes haciendo que nuestro rendimiento deportivo sea menor.

¿Tienes algún consejo más para correr mejor? Déjalo en un comentario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *